Defendiendo al amigou

Hay ocasiones en que no se acaban de comprender determinado tipo de relaciones, como los casos en que, en un matrimonio, el hombre golpea a la mujer, aprovechándose de su fuerza, de su estatura, y la intimida y mantiene sometida con amenazas y, aun así, la mujer dice quererlo, porque es su esposo.

Tal cosa parece replicarse en la relación entre los presidentes, Donald Trump, de Estados Unidos de Norteamérica y, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO); ante la cancelación del uso de las redes sociales a, Trump, debido a que estaba instigando por ese medio a sus fieles seguidores, a que acudieran al Capitolio, a fin de impedir la asamblea de Senadores y Congresistas, en la que se aprobaría, la elección de Joe Baiden a la presidencia de E.U.

Ese asalto fue muy mal visto hasta por los propios Republicanos, compañeros de partido de Trump, por los heridos, muertos y los destrozos ahí causados y, por ese empecinamiento de querer seguir aferrado al poder, aun cuando los votos no le favorecieron.

Al haberse cancelado la cuenta de Twitter y Facebook a Trump, a nivel mundial, fueron muchos los que aplaudieron tal acción, pero, no fueron pocos los que consideraron que era algo muy inapropiado, pues le estaban cortando su derecho a la libertad de expresión; AMLO fue uno de sus defensores, y así lo declaró en una de sus conferencias mañaneras.

Por su parte el programador y empresario Mark Zuckerberg, propietario de estas plataformas cibernéticas de comunicación, dijo: “creemos que los riesgos de permitir que el presidente siga utilizando nuestros servicios durante este período son simplemente demasiado grandes”

Se desató gran polémica en torno a esta censura a la libertad de expresión, y en muchos casos apelando a la frase dicha por la biógrafa de Voltaire, Evelyn Beatriz Hall: “estoy en desacuerdo con lo que dice, pero defenderé hasta la muerte su derecho a decirlo”, se condenaba al señor Zuckerberg, por tal acción.

Mucho se habla de la libertad de expresión, poco se dice del libertinaje de ese uso; entre los preceptos que se sostiene en el medio periodístico es que, el deber sagrado del periodismo es informar con verdad, objetividad y oportunidad, de los aconteceres cotidianos den una sociedad, teniendo como principio el derecho a ejercer la libertad de prensa.

En el plano jurídico, la Declaración Universal de Derechos Humanos, en su Artículo 19 señala: “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones y el de difundirlas, sin límites de frontera, por cualquier medio de expresión”

En el Pacto Internacional de derechos Civiles y Políticos en su Artículo 19, se asienta que: “el derecho a la libertad de expresión no puede estar sujeta a previa censura sino a responsabilidades ulteriores, pero sólo las necesarias para asegurar el respeto a los derechos o a la reputación de los demás, o la protección de la seguridad nacional, el orden público o la salud o la moral públicas”.

En nuestra Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el Artículo 6, dice que: “Toda persona puede expresar y difundir libremente sus pensamientos siempre que no subvierta el orden público, ni lesione la moral, ni el honor ni la vida privada de los demás”

Es de entenderse que, a Trump, le cancelaron su cuenta, al extralimitarse en sus expresiones de incitación a la violencia y a estar haciendo propaganda y apología del odio racial, dentro de su país y, hasta de los ciudadanos de su país vecino, México.

Extraña resulta la relación entre estos dos presidentes mencionados, pues tras la defensa de AMLO hacia Trump, el día 14 de enero del año 2021, ya casi para finalizar su mandato presidencial, va Trump a revisar los avances de su tan soñado y añorado muro y, declara ante periodistas que: “agradece a su amigou, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que es un caballero, por el apoyo que le dio con la presencia de 27 mil miembros del Ejercito en la frontera.

Los mexicanos ignoramos si AMLO, se sintió orgulloso por esas palabras, o se sintió descubierto de algo que, si hubiera hecho una encuesta, nunca se le hubiera aprobado que, por ir a proteger a su amigou, dejara a su ciudadanía a expensas de tanto delincuente y tanta violencia como se padece.

bnpb146@hotmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: