Un mundo una lucha

Un mundo una lucha.*

“¡¿Si se organiza el crimen y el capitalismo global,
por qué no nos organizamos quienes luchamos
por la dignidad y la justicia en el mundo?!”

Globalización y Neoliberalismo

Globalización es el proceso de sometimiento mundial de la producción, distribución, circulación y consumo al “fundamentalismo del libre mercado” en donde a la vida social le han impuesto los valores del individualismo, el cual se impone mediante un proceso político mundial dirigido por la clase dominante, o sus fracción alineadas, como un fenómeno histórico consustancial al capitalismo que alcanzó su cúspide con el Neoliberalismo; proyecto político impulsado por agentes sociales, ideólogos, intelectuales y dirigentes políticos con identidad precisa, pertenecientes, o al servicio, de las clases sociales propietarias del capital. En sus diversas formas ha provocado la crisis civilizatoria que está a punto de llevarnos a la extinción de nuestra especie, porque no sólo acumula y concentra las riquezas económicas producto del esfuerzo humano en muy pocas manos, eliminando la capacidad de adquisición de la gran mayoría de la población dentro de su modelo de consumo, creando el colapso de su propio modelo económico, sino que también, se han apropiado y dispuesto de la tierra y de todas las riquezas naturales no renovables para incrementar sus ganancias, sin importarles la contaminación total global del agua, la tierra y el aire, aniquilando a su paso a todas las demás especies o culturas que no son rentables para su modelo de enriquecimiento. Una técnica permanente que han usado para la apropiación acelerada de las riquezas, han sido las guerras.

Foro Económico Mundial en Davos

Esta semana se reunieron en Davos Suiza, los hombres responsables de la Globalización y el Neoliberalismo y digo los hombres porque este modelo económico criminal es pálido, masculino y rancio, es la reunión cumbre de los blancos, machistas, conservadores y multimillonarios del mundo que en su aniversario 50 se enfrentan el colapso inminente de su modelo económico incivilizatorio.

En sus históricas reuniones de la últimas 5 décadas, se permitían bromas como las declaraciones de Jamie Dimon, el director del banco de inversiones JPMorgan, que afirmaba que ahí se reunían los multimillonarios para decirle a los millonarios que sentía la clase media, cuando la clase media existía, ahí es donde se toman las decisiones reales que afectan la economía de todos en el mundo, es la Cumbre de los Dueños del Mundo, no de sus empleados que administran sus países con cargos pomposos como Primer Ministro o Presidente a tal grado que del 21 al 24 de enero que son los días que se reunieron los dueños del dinero no hubo transferencias bancarias en el mundo.

Ahí mientras México ofrecía a los multimillonarios del mundo lo que queda del país para que inviertan, en voz de la Secretaria de Economía Graciela Márquez firmando un nuevo acuerdo para promover inversiones con Hong Kong no descartemos verlos en el Tren Maya, el nuevo aeropuerto y el Corredor Interoceánico que por ahora es la mayor apuesta del neoliberalismo mundial en México. Todo esto ocurría mientras Donald Trump se jactaba de su triunfo sobre México con el T-MEC y la política migratoria.

En esta reunión se analizaron soluciones que eviten el colapso de su modelo económico a tal grado que se habla de una Reforma Neoliberal, ahí se tomará en cuenta modelos neoliberales alternativos como el impuesto por Andrés Manuel López Obrador en México que durante un año a capitalizado a los más pobres para regresarles su condición de consumidores y permitir que el “elefante reumático” de economía capitalista rompa su estancamiento y comience a caminar, entre muchos otros modelos de los administradores gubernamentales de los países de los que son dueños como México.

Se cree que la crisis migratoria actual en la frontera sur de México se debe a estrategias provocadas por alguno de estos personajes, que intentaron llegar a Davos, con elementos para negociar, no con México, ni con los migrantes obviamente, son estrategias para desacreditar un modelo como Sembrando Vida, para lograr la permanencia de los pobres en sus territorios, o para mostrar la eficacia de modelos de control como la Guardia Nacional o el pretexto para intervenir Centroamérica, con algún modelo de otro multimillonario.

Para encubrir su reunión de los dueños del poder en el mundo, invitan a “lideres” políticos, sociales y académicos, este año por primera vez están invitando a nueve adolescentes ‘Changemakers’. La más joven, Naomi Wadler, de 13 años de edad, hace campaña contra la violencia armada en los Estados Unidos. Cruz Erdmann, de 14 años, es una galardonada fotógrafa de vida silvestre marina. Autumn Peltier, de 15 años, es una ‘guerrera del agua’ que hace campaña por los derechos de las comunidades de las Primeras Naciones de Canadá cuyas aguas han sido contaminadas por la actividad industrial y los oleoductos. Y por primera vez, el Foro ha invitado a un grupo de personas influyentes de YouTube de todo el mundo, que se sumaron a la difusión de más de mil representantes de medios de comunicación.

Se jactan de que este año el 24% serán mujeres, pero no dicen que su participación es de relleno como la participación de Greta Thunberg el año pasado, también permiten la asistencia de organizaciones como Greenpeace y WWF para darle color a su evento. También cada año previo al Foro de Davos la organización Oxfam publica su informe anual sobre el estado de la desigualdad mundial: este año, se les unieron muchas otras organizaciones deseosas de influir en la agenda de la reunión.

Oxfam/Tiempo para Cuidar

En su informe anual presentado el 20 de enero sobre desigualdad, este año llamado “Time to Care” (Tiempo para Cuidar) Oxfam estima que el trabajo de cuidado no remunerado realizado por mujeres agregaba al menos $ 10.8 billones al año en valor a la economía mundial, tres veces más que la industria tecnológica.

C:\Users\Iván\Pictures\Oxfam-Tiempo para Cuidar.jpg

Denunciaron que las 2,153 personas más ricas del mundo controlaron más dinero que los 4,6 mil millones más pobres del mundo en 2019, mientras que el trabajo no remunerado que las mujeres realizan en el mundo equivale a 12.500 millones de horas al día sin pago ni reconocimiento.

En México la desigualdad aumentó; Seis de las personas más acaudaladas concentran mayor riqueza que 62.5 millones de pobres. Esta brecha gira en torno a un sistema económico injusto y patriarcal, que recarga el trabajo no remunerado en las mujeres, la relación entre multimillonarios y personas en pobreza es 38 veces más alta que la del promedio para el mundo.

Carlos Slim Helú (América Móvil), Germán Larrea (Grupo México), Ricardo Salinas (Tv Azteca), Alberto Bailleres (Grupo Bal), Eva Gonda (Femsa) y Marisun Arumburuzabala (Tresalia Capital). En conjunto, reúnen una fortuna de 108 mil 100 millones de dólares y sólo 4 por ciento de la recaudación fiscal procede de los impuestos a su riqueza y evaden hasta 30 por ciento de sus obligaciones.

Las cuotas actuales de riqueza extrema se asientan también sobre el sexismo. Nuestro sistema económico está construido por hombres ricos y poderosos, la mayor parte del trabajo gratuito, como el cuidado de niños, adultos mayores y personas enfermas o con alguna discapacidad, se deja a las mujeres.

Estamos ahorrando al Estado millones de pesos que tendría que destinar a gasto social para crear mejores sistemas de seguridad. En ese sentido, las políticas impulsadas por el presidente Andrés Manuel López Obrador, por ejemplo, eliminar guarderías, duplicar las transferencias a personas con discapacidad o promover un sistema universal de salud con el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) no ven el problema central: ingreso y gasto del gobierno insuficiente y no resuelven los problemas, de acuerdo con investigadores.

Por ello la necesidad de una reforma fiscal que podría empezar a gravar con 0.5 por ciento los bienes del uno por ciento de la población con más ingresos. Con la medida se recaudarían 92 mil millones, con lo que se duplicarían los recursos presupuestarios que tendrá el Insabi este 2020 y con los impuestos a la riqueza, afirma Oxfam que propone crear el Sistema Nacional de Cuidados.

Foro Mundial Social

Contrario a lo que se piensa, los gobiernos “socialistas”, social-demócratas y los llamados “Socialismo del Siglos XXl”, no son una alternativa contra el capitalismo, la globalización y el neoliberalismo, todos los gobiernos tienen practicas capitalistas y neoliberales, la única diferencia es que estos gobiernos se distancian del capitalismo voraz y del neoliberalismos privatizador, pero no se alejan de las practicas extractivistas ni de garantizar negocios jugosos a los multimillonarios reunidos en Davos.

C:\Users\Iván\Pictures\Foro Mundial Social .jpg

En respuesta, se han formado y organizado millones de nuevos sujetos sociales que retoman recursos y prácticas culturales existentes para fortalecer los movimientos sociales emergentes con procesos de formación, dando lugar a otras maneras de pensar y actuar en los procesos comunitarios. Los movimientos sociales, y particularmente los movimientos antisistémicos, considerados como sujetos históricos de cambio, tienen ante sí múltiples desafíos para reorientar y construir un nuevo paradigma. A la luz de las respuestas inteligentes (frente a las respuestas desesperadas), de las nuevas experiencias participativas, de la emergencia de un sujeto ético, de las nuevas alianzas que intuimos en los Foros Sociales Mundiales; se quiere dar cuenta de la convergencia posible, probable, necesaria para asumir la complejidad de la acción colectiva. Cuatro son los desafíos que abstraemos de las nuevas experiencias societarias y todas ellas tienen que ver con la calidad de la democracia, de una democracia reflexiva y por tanto compleja: la democracia participativa, la democracia económica sustentada en la economía social y solidaria, la democracia ambiental fundamentada en la sostenibilidad y la democracia cultural expresada en un sentido de la interculturalidad.

La economía social solidaria (ESS) ya se está desarrollando a través de miles de iniciativas ciudadanas, prácticas solidarias y redes colaborativas en todo el mundo. Estas prácticas involucran a todos los sectores de la economía: producción, finanzas, distribución, intercambio, consumo, regeneración y gobernanza. Pero no son necesariamente todas las formas monetarias de intercambio.

http://www.ripess.org/wp-content/uploads/2017/09/Captura-de-pantalla-2017-09-28-a-las-16.25.30-1024x654.png

Los movimientos sociales históricos que luchan por la justicia social y económica, como el de las mujeres, el trabajo, la reforma agraria, los pequeños agricultores, las personas sin hogar, la gente con poco recurso económico, los indígenas y los movimientos ambientales son fundamentales para la evolución de la economía solidaria. Cuya evolución se puede considerar como “un proceso abierto, una invitación” a unir fuerzas como un movimiento de movimientos «buscando continuamente conexiones y posibilidades mientras se mantiene firme al compromiso transformador de los valores compartidos».

Este movimiento de movimientos, que es parte activa del «Otro mundo es posible” –el Foro Social Mundial– y se encuentra de camino con muchos otros movimientos «alter-económicos» y de justicia social, tiene múltiples rasgos comunes.

Los nuevos movimientos sociales, basados ​​en el activismo juvenil, el regreso a los comunes (espacios rurales, urbanos y los comunes digitales), un renovado enfoque ecofeminismo, así como el decrecimiento, las ciudades en transición, la justicia climática y las formas más genuinas de la economía colaborativa están creciendo cerca unos de otros, ya que se encuentran en espacios convergentes y forman alianzas.

El trabajo, el esfuerzo y los intercambios no monetizados son componentes importantes de la ESS. El esfuerzo debería ser respetado y valorado, sea o no remunerado, por los bienes y servicios que proporciona y porque genera satisfacción, felicidad y reconocimiento social a los trabajadores. Del mismo modo, el uso de monedas sociales y complementarias es una herramienta importante para promover un circuito económico local y mantener el valor en el territorio.

Hoy, tal vez más que nunca, cada vez más personas se están dando cuenta de que el capitalismo ha transformado nuestra vida y el planeta en una simple mercancía. Un sistema que es insostenible desde el punto de vista ambiental, que es socialmente injusto y que no es capaz de garantizar la felicidad y unas condiciones de vida dignas para todas las personas, donde estén en el planeta. Durante los últimos 30 años hubo una explosión de prácticas económicas solidarias alrededor del mundo por varias razones; especialmente por:

  • El deterioro de las condiciones de vida de una gran parte de la población mundial, que ha aumentado rápidamente y se ha vuelto más pobre;
  • Las relaciones sociales que carecen cada vez más de humanidad, en virtud de su subordinación a los ciclos capitalistas, que reducen los individuos y las sociedades respectivamente al capital humano y al capital social destinados a ser explotados con el propósito de generar beneficios;
  • Una degradación ambiental profunda, causada por un intensivo y extenso modelo económico lineal de extracción, que conduce a la contaminación generalizada y al cambio climático.

En este contexto, las iniciativas económicas comunitarias basadas en la solidaridad han creado alternativas para hacer frente a la situación, recobran prácticas atemporales y arraigadas en la cultura, las renuevan y las adaptan al contexto actual a través de nuevas tecnologías y otros recursos regenerativos y resilientes.

La Economía Social Solidaria incluye múltiples prácticas que abarcan dimensiones económicas, sociales, ambientales, políticas, comunitarias u holísticas.

La economía social solidaria es una alternativa al capitalismo y a sistemas económicos autoritarios controlados por el Estado, en donde la gente común tiene un rol activo en determinar el curso de todas las dimensiones de la vida humana: económica, social, cultural, política y ambiental. No se trata sólo de reducir la pobreza, sino también de superar las desigualdades, que abarcan todas las clases sociales y tener la capacidad de utilizar las mejores prácticas del sistema presente (como la eficiencia, uso de la tecnología y conocimiento) y de canalizarlas hacia el beneficio de la comunidad, en función de los valores y objetivos del Foro Mundial Social en donde nos hermanamos para la construcción de Sociedades Solidarias en el mundo dando una sola lucha.

* Avance de mi ponencia para el Foro Mundial Social del 25 al 28 de junio en Barcelona España.

C:\Users\Iván\Pictures\Iván .jpg

La vida es una construcción consciente.

Iván Uranga.

@CompaRevolución

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: