La economía solidaria en la Nueva Constitución

Erradica la explotación laboral
Impulsa una economía nacional cooperativa

La Nueva Constitución mexicana que se ha venido diseñando durante tres años por parte del Consejo Nacional del Pueblo Mexicano (CNPM), de manera autónoma y al margen de las instituciones oficiales, hace sus aportes hacia un futuro digno de los mexicanos.

La Economía Solidaria ocupa un lugar fundamental para lograr mejores formas de organización laboral y de respeto a la naturaleza. Así, en su introducción se explica que “Se establece como principio el combate a la explotación de unos seres humanos por otros y se prioriza la economía cooperativa, social y solidaria, para la extinción gradual de la economía capitalista. Habrá garantía de trabajo para todos y la moneda nacional será el peso equivalente a un minuto de trabajo básico. Podrá haber monedas estatales, regionales y municipales complementarias”. P.14

“Un nuevo enfoque productivo cooperativo capaz de generar riqueza material suficiente para el bienestar de todos, cuidando y mejorando el medio ambiente natural y los ecosistemas”. P. 23

Por otro lado, el inciso i) de los Fines Nacionales establece: “Formar y desarrollar empresas cooperativas, sociales y solidarias para lograr una comunidad económica nacional y contribuir a la cooperación internacional, disminuyendo los canales y redes capitalistas. P. 34

Y entrando en materia, el Capítulo III. Economía Social, Cooperativa y Solidaria, en su Artículo 119 se da prioridad a la economía cooperativa, social y solidaria: El Autogobierno Popular prioriza, impulsa y desarrolla la economía cooperativa, social y solidaria, para lo cual ofrece proyectos formativos, asesoría y ventajas fiscales, en contraste con las empresas de corte capitalista. Las empresas capitalistas gradualmente pasarán a ser empresas cooperativas, incrementando el porcentaje del reparto de utilidades para que, en un máximo de 35 años, el 100% sea distribuido entre los integrantes de la empresa en proporción al esfuerzo, experiencia, formación y al tiempo de trabajo que destinen en un año calendario. (…) Todas las actividades productivas deben evitar daños al ambiente y cuidar la sustentabilidad y sostenibilidad de los bienes naturales que utilizan, así como de los ecosistemas. (…)

Fuente: Número 246 de la revista Kgosni

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: