México sin transgénicos

“Después de tres horas haciendo fila entre la muchedumbre, por fin entró a respirar ese peculiar y adictivo olor. Hipertensa, con cardiópatas y diabetes, producto de un vida sedentaria consumiendo transgénicos, aquella joven mujer, durante los 100 de confinamiento por el virus, se tuvo que conformar con las pequeñas dosis de consumo en línea, pero hoy estaba ahí, sin cubrebocas, respirando profundo, quería que sus últimas bocanadas fueran de olor a Centro Comercial, antes de entrar al hospital después de dar positivo…”
Iván Uranga

Un 96.5% de los mexicanos ignora qué son los transgénicos o no sabe si los está comiendo y en qué alimentos, en tanto que un 98% de los mexicanos opina que las empresas deben informar en sus etiquetas si sus productos contienen transgénicos, según un estudio realizado por Sigmados.

¿Qué es un transgénico?

Los transgénicos son organismos transgredidos genéticamente, son alimentos modificados mediante ingeniería genética en los que se han introducido uno o varios genes de otras especies para mejorar su producción, su resistencia a las plagas, su sabor y hasta su aspecto, es la cirugía plástica de la comida.

Los cultivos transgénicos son organismos creados en el laboratorio con una técnica que permite insertar genes de bacterias, plantas o animales a cultivos como el maíz y la soya. A los transgénicos también se les dice Organismos Genéticamente Modificados (OGM). Estas técnicas permiten a los científicos neoliberales saltarse la selección natural y modificar la evolución, al intercambiar genes entre especies que naturalmente no podrían cruzarse. La ingeniería genética aplicada para la creación de transgénicos, “corta y pega” genes sin controlar dónde y cuántos se pegan en el organismo receptor y sin que se sepa qué efectos inesperados pueden provocar. Tampoco se sabe si estas construcciones transgénicas son estables o no.

Una vez que estas nuevas especies son liberadas al ambiente o a la cadena alimenticia, no hay manera de retirarlas. Dado que se desconocen los efectos a largo plazo que estos cultivos producirán sobre los ecosistemas y la salud humana, no deben sembrarse transgénicos ni usarse para la alimentación, por la simple razón que esas modificaciones genéticas altera sin duda las características fisiológicas de quien las consume, existe una relación directa entre el inicio del consumo humano de OGM y el incremento de enfermedades, como la obesidad, la diabetes, la hipertensión y el cáncer.

Las macro empresas productoras y vendedoras de transgénicos argumentan que no hay datos para confirmar daños en la salud, pero tampoco existen datos científicos publicados que garanticen que no los habrá. La falta de investigación científica sobre los daños no se realiza, porque a los gobiernos no les interesa, las universidades no cuentan con los recursos para realizarla y las empresas son quienes no quieren que se conozca el daño, para ellos es un negocio, porque sus familias comen orgánico. La ausencia de datos no significa ausencia de riesgos

Hace sólo 40 años estas mismas empresas nos decían que los agroquímicos, pesticidas y “fertilizantes” no hacían daño a la salud y hoy a Bayer-Monsanto se le ha comprobado que provocan cáncer y paga millones de dólares de indemnizaciones por el uso de Glifosato por lo menos en 3 juicios diferentes en Estados Unidos. En México se sigue usando sus criminales productos todos los días por nuestros campesinos en todos sus cultivos por comodidad e ignorancia y porque no hay ni gobierno ni ley que nos proteja de ello.

El Decreto

Hoy ante la intentona del diputado por Morena, Eraclio Rodríguez Gómez, presidente de la Comisión de Desarrollo y Conservación Rural, Agrícola y Autosuficiencia Alimentaria del Congreso de la Unión de privatizar la Ley Federal de Variedades Vegetales (LFVV) y abrir la puerta a la siembra de semillas transgénicas, adueñarse de las mejores tierras y privatizar el agua, decenas de organizaciones solicitan de forma urgente al presidente Andrés Manuel López Obrador que emita un Decreto para prohibir los OGM en todo el territorio nacional, conforme a su compromiso y constantes declaraciones de que no habrá transgénicos en México, realizadas en toma de protesta como primer mandatario, en sus primeros días de gobierno y recientemente en la conmemoración a dos años del triunfo electoral.

En esta segunda petición entregada a inicios de julio, un año después de la primera el 30 de junio de 2019, reiteran que este Decreto protegerá a productores del campo, a las semillas nativas y la diversidad agrícola – indispensables para que México vuelva a ser autosuficiente en alimentos.

Ante la amenaza de los organismos genéticamente modificados (OGM), sólo detenida hasta ahora por la Medida Cautelar de suspensión de siembra de maíz transgénico otorgada por el Poder Judicial en septiembre de 2013, se requiere la voluntad y acción política expresa de parte del Poder Ejecutivo para proteger el patrimonio biocultural extraordinario conformado por la diversidad agrícola que es sostenida por millones de familias campesinas y que además es la base de la cocina mexicana.

Las peticiones actualizadas presentadas para decretar son:

La prohibición de emitir permisos de liberación de OGM sea experimental, piloto o comercial en territorio mexicano, incluidos los obtenidos con nuevas técnicas como edición genética o mutagénesis.

A fin de evitar la liberación y distribución de granos viables de OGM de maíz y de otras especies de las que México es Centro de Origen:

Sólo se permitirá la importación de granos y semillas de países que no siembren OGM, y en caso de que eso no sea posible en el corto plazo, sólo se autorizará importar granos con un certificado de que han sido esterilizados en el país de origen y semillas certificadas sin OGM.

Implementar el compromiso de Diconsa de no distribuir grano de maíz importado en sus más de 25 mil tiendas y almacenes.

Publicación mensual por SADER-SENASICA y SEMARNAT-INECC de los resultados de sus análisis de detección de OGM en México y de los obtenidos en centros públicos de investigación sobre presencia de ADN genéticamente modificado y sus efectos en la salud humana y ambiental.

En el contexto de la entrada en vigor del TMEC este 1º de julio, con las crecientes amenazas que este tratado presenta por favorecer a las transnacionales biotecnológicas, y en el ejercicio de su derecho de petición (Art. 8 constitucional), es urgente la emisión del Decreto Presidencial.

C:\Users\Iván\Desktop\OGM Monsanto.jpg

Un decreto que va de la mano de la protección para evitar que las empresas extractivas sigan robando legalmente nuestra agua y que las empresas nacionales y trasnacionales sigan usando la fractura hidráulica (Fracking) para extraer hidrocarburos, porque a pesar de que el presidente Obrador se ha manifestado varias veces en contra asegurando que no existe la práctica del fracking en México, se sigue usando, por lo que se hace necesario también un Decreto Presidencial.

Riesgos a la salud y al medio ambiente

En nuestro país la autoridad sanitaria encargada de protegernos contra riesgos sanitarios NO realiza ninguna investigación propia sobre los transgénicos: para autorizar el consumo de estos organismos, se basa en la información presentada por las compañías creadoras de los transgénicos interesadas en comercializarlos.

Por esta irresponsabilidad, en México nadie sabe quiénes están comiendo transgénicos, cómo y en qué cantidades. Los propios consumidores ignoramos si los hemos comido y en qué cantidades. Sin este monitoreo básico será muy difícil o imposible documentar qué ocurre con quienes comen transgénicos y actuar en caso de que éstos provoquen daños a la salud.

La investigación científica sobre la seguridad de los transgénicos y sus impactos en los mexicanos debe realizarse en nuestro país de manera imparcial, independiente y con un sentido de interés público. En tanto dicha investigación científica no se lleve a cabo, los consumidores preocupados por su salud y la de su familia rechazan consumir transgénicos.

  • Nadie garantiza que el consumo de transgénicos sea seguro en el mediano y largo plazo para la salud de los consumidores.
  • La alteración o inestabilidad de los genes puede llevar a la producción de nuevas toxinas.
  • La nueva proteína producida por el gen externo puede provocar alergias.
  • El consumo constante de los marcadores antibióticos contenidos en los transgénicos puede producir resistencia a estos medicamentos.

Los transgénicos pueden provocar efectos inesperados no deseados. Recientes estudios han demostrado daños en ratas y ratones que consumieron maíz y chícharos transgénicos.

Consumidores en todo el mundo están rechazando comer transgénicos. Los mexicanos NO tienen por qué consumir a ciegas transgénicos riesgosos que son rechazados como alimento en toda Europa y China (entre muchos otros países).

¿Cómo puedo evitar comer transgénicos?

La primera sugerencia para NO comer transgénicos es preferir los alimentos frescos preparados en casa y evitar los alimentos industrializados, que pueden contener ingredientes transgénicos. Esta sencilla acción puede garantizar una alimentación sana al evitar también el exceso de azúcares, grasas parcialmente hidrogenadas (trans), aditivos, colorantes y conservadores que contienen los alimentos industrializados.

En nuestros mercados y tianguis tradicionales podemos comprar alimentos naturales frescos, productos elaborados a mano y alimentos preparados sin transgénicos.

La segunda sugerencia es buscar y preferir los alimentos orgánicos, (aquí un colectivo de productores orgánicos en México que envían sus productos sin costo a domicilio: https://www.elbuencampo.com/). Busca también la producción de autoconsumo de pequeñas huertas, ejidos y tierras comunales indígenas y campesinas; porque también puede ser orgánica, sin que su productor conozca la palabra o haya certificado su producción.

C:\Users\Iván\Pictures\Trans 2.jpg

Organizaciones ambientales, sociales, redes de productores y empresarios responsables crearon el sello “Sin OGMs libre de transgénicos” para identificar en el mercado a productos de agricultura no orgánica que sí garantizan ser libres de transgénicos. ¡Busca y prefiere a los productos con este sello!

Para el medio ambiente, la economía y la salud de todos no hay nada mejor que comer lo que el propio país produce. En el mercado mexicano es posible adquirir alimentos importados de los 25 países miembros de la Unión Europea, en donde (salvo los quesos y los cárnicos) es obligatorio informarle al consumidor si los productos contienen transgénicos, por lo que para saber si un producto contiene estos ingredientes basta leer la etiqueta, pero los productos elaborados en México no tienen esta advertencia.

Mientras el ejecutivo hace un decreto y diputados y senadores mexicanos establecen como obligatorio el etiquetado de transgénicos al que tenemos derecho, los consumidores podemos protegernos de los transgénicos eligiendo a las compañías que sí nos informan y que se comprometen a no usar este tipo de ingredientes riesgosos.

¿Qué alimentos tienen transgénicos?

México ha emitido autorizaciones a 31 transgénicos de maíz, soya, papa, canola, jitomate, algodón y alfalfa. En teoría, ningún transgénico distinto a éstos puede ser vendido o usado legalmente para consumo humano en nuestro país, si bien la realidad es que ninguna autoridad mexicana se ocupa de verificar qué tipo de transgénicos importados están entrando a nuestro país. Ante esta falta de supervisión y control gubernamental es urgente que las empresas certifiquen que NO usan transgénicos.

Así que lo primero a saber es que los alimentos que no contengan ingredientes derivados de maíz, soya, canola, algodón, papa, jitomate o alfalfa, pueden considerarse libres de transgénicos.

Es preciso leer las etiquetas para verificar si nuestros alimentos contienen alguno de los siguientes ingredientes que podrían ser de origen transgénico:

  1. Soya en forma de harina, proteína, aceites y grasas (“grasas vegetales”), emulgentes (lecitina), mono y diglicéridos de ácidos grasos, ácidos grasos.
  2. Maíz en forma de harina, aceite, almidón*, jarabe de maíz, alta fructosa, dextrosa, maltodextrina, isomaltosa, sorbitol, color caramelo.
  3. Algodón, como aceite proveniente de semillas.
  4. Canola, como aceite.

Estos ingredientes o sus derivados son usados en 2 de cada 3 productos a la venta en los supermercados, tales como panes, alimentos infantiles, cervezas, dulces, caramelos, chicles, refrescos, embutidos, botanas, bebidas, leche en polvo, chocolate en polvo, confitería, margarinas, alimentos preparados, jugos, mermeladas, alimentos para animales.

El arroz puede contener transgénicos, la única manera de evitar el riesgo de consumir arroz contaminado con transgénico es preferir el arroz producido en México que ostenta el sello del Consejo Mexicano del Arroz.

Los transgénicos no solucionan el hambre. Los transgénicos no producen más ni ayudan a la soberanía alimentaria de los pueblos; por el contrario, ponen la producción de alimentos bajo el control de unas cuantas transnacionales. Para realmente acabar con el hambre en el mundo es necesario un sistema de comercio justo, equitativo y sustentable, así como políticas públicas que promuevan la capacidad de cada país de producir sus propios alimentos sanos y de distribuirlos con justicia.

Para concluir les dejo una larga lista de productos de venta en México que contiene transgénicos, que sería bueno tener a mano cada vez que haga sus compras para que eviten consumirlos si así lo quiere, pero que por humanidad debe evitar que los menores consuman, no lleve muerte a su mesa.

Aceites:

  • Aceite 1-2-3
  • Capullo
  • La Niña
  • La patrona
  • Maceite
  • Maravilla
  • Mazola
  • Primor

Bebés:

  • Enfapro
  • Kindercal
  • Miel Karo (Unilever)
  • Nan (Nestlé)

Bebidas:

  • Ades
  • Bébere
  • Clight
  • CapriSun
  • Clide
  • Coca Cola
  • Delaware Punch
  • Enerplex (Sabormex)
  • Fanta
  • Florida 7
  • Fresca
  • Frisco
  • Frut
  • Gatorade
  • Jugos del Valle
  • Jumex
  • Kool-Aid
  • Limolin
  • Manzana Lift
  • Mirinda
  • Nestea
  • Pepsi
  • Powerade
  • Senzao
  • SlimFast (Unilever)
  • Soylé
  • Sprite
  • Tang

Botanas:

  • BigMix (Barcel)
  • Chicharrones (Barcel)
  • Chip-otles (Barcel)
  • Churritos (Barcel)
  • Ondas (Barcel)
  • Piquechos cronchers (Barcel)
  • Quechitos cronchers (Barcel)
  • Takis (Barcel)
  • Tostachos (Barcel)
  • Tronix (Barcel)
  • Xplosivos cronchers (Barcel)
  • Cheetos
  • Chips (Bimbo)
  • Doritos
  • Golden Nuts (Bimbo)
  • Mafer
  • Planters (Kraft)
  • Ruffles
  • Sabritas
  • Tostitos
  • Tostilunch

Chocolates:

  • Abuelita
  • Cal-C-tose
  • Carlos V
  • Chocomilk
  • Nestlé
  • Hershey’s
  • Milo
  • Nesquik

Carnes y Huevos:

  • Bachoco
  • Carnes Frías Fud
  • Chimex
  • Iberomex
  • Oscar Mayer
  • Salchichas Viva
  • San Antonio
  • San Rafael
  • Tangamanga

Cereales:

  • All Bran (Kellogg’s)
  • All Bran Orginal (Kellogg’s)
  • All Bran Linaza (Kellogg’s)
  • All Bran Yogurt fresa (Kellogg’s)
  • All Bran Flakes Natural Original (Kellogg’s)
  • All Bran barra natural (Kellogg’s)
  • All Bran barra linaza (Kellogg’s)
  • All Bran barra pasas (Kellogg’s)
  • All Bran barra chocolate (Kellogg’s)
  • Azucaradas (Maizoro)
  • Basic 4 (Nestlé)
  • Basix (Nestlé)
  • Cereales Post (Kraft)
  • Ciniminis (Nestlé)
  • Cookie crisp (Nestlé)
  • Corn Flakes (Kellogg’s)
  • Corn Flakes (Maizoro)
  • Corn Flakes (Nestlé)
  • Corn Pops (Kellogg’s)
  • Count Chocula (Nestlé)
  • Crusli (Kellogg’s)
  • Crusli barra (Kellogg’s)
  • Chocapic (Nestlé)
  • Cheerios(Nestlé)
  • ChocoKrispies (Kellogg’s)
  • ChocoKrispies barra (Kellogg’s)
  • ChocoKrispies instant (Kellogg’s)
  • Chocoleche (Kellogg’s)
  • Choco Zucaritas (Kellogg’s)
  • Choco Zucaritas con malvabiscos (Kellogg’s)
  • Chokos (Kellogg’s)
  • Eggo (Kellogg’s)
  • Eggo waffles casero (Kellogg’s)
  • Eggo waffles mantequilla (Kellogg’s)
  • Eggo waffles minis(Kellogg’s)
  • Extra (Kellogg’s)
  • Extra tentación (Kellogg’s)
  • Extra delicia (Kellogg’s)
  • Fibrauno (Nestlé)
  • Froot Loops (Kellogg’s)
  • Froot Loops barra (Kellogg’s)
  • Go! (Kellogg’s)
  • Gold (Nestle)
  • Honey Smacks (Kellogg’s)
  • Kellness Granola (Kellogg’s)
  • Kellness Muslix chocolate (Kellogg’s)
  • Kellness Muslix tradicional (Kellogg’s)
  • Lucky Charms (Nestlé)
  • Madagascar (Kellogg’s)
  • Manzana All Bran flakes (Kellogg’s)
  • Nesquick (Nestlé)
  • Nutridía amaranto (Kellogg’s)
  • Nutridía chocolate (Kellogg’s)
  • Nutridía linaza integral (Kellogg’s)
  • Nutridía yogurt (Kellogg’s)
  • NutriK (Kellogg’s)
  • Nutrigrain Ciruela pasa (Kellogg’s)
  • Nutrigrain Ciruela pasa (Kellogg’s)
  • Nutrigrain Fresa (Kellogg’s)
  • Nutrigrain Manzana (Kellogg’s)
  • Nutrigrain Piña (Kellogg’s)
  • Princesas (Kellogg’s)
  • PoohHunnyBs (Kellogg’s)
  • Pop tarts canela (Kellogg’s)
  • Pop tarts chocolate
  • Pop tarts fresa
  • Raisins All bran flakes (Kellogg’s)
  • Rice krispies (Kellogg’s)
  • Quaker (PepsiCo)
  • Trix (Nestlé)
  • Trix con yogurt (Nestlé)
  • Starwars (Kellogg’s)
  • Wheat Bran (Maizoro)
  • Zucaritas (Kellogg’s)
  • Zucaritas Instant (Kellogg’s)
  • Zucosos (Nestlé)

Cervezas:

  • Carta Blanca
  • Corona
  • Estrella
  • Indio
  • Modelo
  • Sol
  • Superior
  • Tecate
  • XX Lager

Congelados:

  • Comida refrigerada Chepina Peralta
  • Helados Häagen Dazs
  • Helados Holanda
  • Helado Frizy (Nestlé)
  • Helado Crunch (Nestlé)

Dulces, Mermeladas y Postres:

  • Canderel
  • Clemente Jacques mermelada
  • Equal
  • Flan Lala
  • Gelatinas Yomi (Lala)
  • Jell-o
  • Kraft mermelada
  • Laposse
  • McCormick Mermelada
  • Marinela (Bimbo)
  • Nutra Sweet
  • Pronto
  • Productos de leche Coronado (Bimbo)
  • Ricolino (Bimbo)
  • Sonrics

Enlatados y Conservas:

  • Clemente Jacques (Sabormex)
  • Herdez
  • La Costeña
  • Ragú (Unilever)
  • Mostaza Kraft

Harinas, Tortillas y Granos:

  • Hot cakes Aunt Jemima
  • Hot cakes Pronto
  • Hot cakes Tres Estrellas
  • Maizena (Unilever)
  • Maseca
  • Minsa
  • Frijoles La Sierra (Sabormex)

Lácteos:

  • Activia
  • Becell (Unilever)
  • Bio4
  • Chalet
  • Chamito
  • Cheese Wiz (Kraft)
  • Choco Lala
  • Country Valley
  • Danone
  • Danone Fruix
  • Danonino
  • Danup
  • Iberia (Unilever)
  • Kraft Singles
  • Lala Licuado
  • Lala Shot
  • Lala Yogurt Licuado
  • La villita
  • Leche batida Lala
  • Leches Maquiatto
  • Licuado Nestlé
  • Natillas Yoplait (Sygma Alimentos)
  • Nido
  • Petite Suisse
  • Primavera (Unilever)
  • Quesos Nochebuena
  • Yocreme
  • Yogurt Nestlé
  • Yomi Lala bebible
  • Yomi Lala
  • Yop
  • Yoplait
  • Yopli
  • Yopsi
  • Vitalinea
  • Zizi (Kra

Mayonesas, Salsas y Aderezos:

  • Búfalo (Herdez)
  • Catsup Clemente Jacques (Sabormex)
  • Doña Chonita
  • Doña María (Herdez)
  • French’s
  • Hellman’s (Unilever)
  • Mayonesa McCormick’s (Herdez)
  • Mayonesa La Costeña
  • Salsa de soya Kikkoman

Pan y Galletas:

  • Bimbo
  • El Globo (Bimbo)
  • Empanizador Kellog’s
  • Lonchibon (Bimbo)
  • Galletas Kraker Bran
  • Galletas Lara
  • Galletas Marian
  • Galletas Nabisco (Kraft)
  • Galletas Oreo
  • Galletas Ritz (Kraft)
  • Todas las galletas Gamesa (PepsiCo)
  • Poptarts (Kellog’s)
  • Tía Rosa
  • Suandy (Bimbo)
  • Wonder

Sopas y Pastas:

  • Sopas Knorr (Unilever)
  • Maggi
  • Maruchan
  • Nissin, sabor Tlalpeño
  • Rosa Blanca

C:\Users\Iván\Desktop\Etiquetado Frontal Mx.jpg

Si puede, siempre lo mejor será cultivar sus propios alimentos, si no quiere o no puede, existen otros millones de productos en el mercado que están libres de transgénicos, pero le recomendamos que revise también no tenga exceso en calorías, exceso en azúcares, exceso en grasas saturadas, exceso en grasas trans, exceso en sodio o edulcorantes.

*Con información de Greenpeace

La vida es una construcción consiente.
Iván Uranga

@CompaRevolución

iuranga@cnpm.mx

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: