#EtiquetadoClaroYa

Lo que comes puede ser la más poderosa medicina
o la forma más lenta de morir
Ann Wigmore

En un principio, el intercambio de servicios o productos en las comunidades era de forma directa, porque se conocía quien ofrecía con quien necesitaba el producto, y podía explicar de forma directa cualquier duda sobre el producto que ofrecía porque él mismo lo había elaborado. La necesidad de etiquetas en los productos nace con el Imperio Romano, que al conquistar cientos de naciones su red comercial creció hasta tal punto que consideraron necesario crear un mecanismo que controlase la venta y la compra principalmente de los alimentos. Como medida de control de los productos que se importaban en las ánforas, los romanos obligaron a los productores a registrar en ellas la fecha y el lugar así, como el peso, el nombre del responsable del envasado y del distribuidor, por eso en los restos arqueológicos encontrados, esta información se quedó grabada en forma de sello en las ánforas. El primer producto mexicano que fue etiquetado para su comercialización fue el chocolate, así que es innegable la relación directa entre el Imperio, el Consumo y el Capital.

Poco a poco el poder económico se fue concentrando en menos seres humanos, y la avaricia de algunos vio que si acaparaban los productos para revenderlos la ganancia era superior y fueron creando necesidades superfluas a base de mentiras para incrementar el número de consumidores de sus productos y obtener más ganancia económica aun a costa de millones de vidas humanas.

Con la super-especialización de la manipulación psicológica del consumidor a través de la publicidad aunado a la compra permanente de la voluntad política de los servidores públicos, las grandes empresas trasnacionales en la actualidad venden productos inservibles que atentan contra la salud y la vida de las niñas y los niños con publicidad engañosa y etiquetado confuso.

En México somos de los mayores consumidores de estos alimentos y de estas bebidas conocidas como comida ‘chatarra’ y bebidas azucaradas o refrescos y las ganancias son enormes para las macro empresas, así que si el Gobierno de la Republica se ha planteado como meta para lograr la transformación de México la separación del Poder Económico del Poder Político, lo primero que debiera hacer es quitarle al Poder Económico la posibilidad de asesinar mexicanos con sus productos sólo para obtener una mayor ganancia económica. (Apoya la solicitud firmando aquí http://chng.it/VKBYKH5KGw)

¿Por qué un etiquetado claro?

Como consumidores tenemos derecho a conocer qué es lo que estamos consumiendo en un producto, esto se garantiza a través de nuestro derecho a la información. Para lograr esto, necesitamos de un etiquetado frontal en alimentos y bebidas claro que nos ayude a tomar elecciones saludables en unos cuantos segundos.

Un etiquetado frontal de advertencia en los productos nos informa de forma simple sobre el contenido excesivo de energía, azúcares, grasas y sodio en los alimentos cuyo consumo se asocia con varias enfermedades crónicas no transmisibles.

Los productos se deben rotular cuando superen los límites establecidos para calorías, azúcares, grasas saturadas y sodio y los sellos de advertencia deben presentarse en la parte frontal del producto.

De esta forma un etiquetado de advertencia te permite en un vistazo tomar una mejor decisión de compra y además puede ser entendible para toda la población.

La mala industria quiere un etiquetado que sea incompresible y se vale de mecanismos tramposos y mafiosos para impedir mejores etiquetados, actualmente se da la discusión en el Senado en México que ha convocado a los foros de consulta que los obliga la ley, pero hasta ahora la “preferencia” de los senadores ha sido defender a las empresas y no a los consumidores en donde la única explicación posible es la corrupción al igual que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que en mayo rechazó modificar el etiquetado en alimentos y bebidas porque consideró que con el actual distintivo no se violentan los derechos a la salud y a la alimentación de consumidores, aunque se requiera de un especialista para entenderlos. (http://cort.as/-RMtZ) La única razón posible para la negativa de la Corte y del Senado es que hayan sido comprados por empresas como Cocacola, Sabritas o Jumex entre miles, porque tendrían que destinar parte de sus millonarias ganancias para re etiquetar con las advertencias y sobre todo porque tendrían que invertir en cambiar sus fórmulas por unas más sanas para poder mantenerse en el mercado.

Pero sobre todo porque la iniciativa de ley establece que si un producto tiene cualquiera de las etiquetas o sellos frontales, no puede tener publicidad en ningún medio público y sus empaques no pueden tener “ganchos” publicitarios para las niñas y niños, como sucede actualmente que usan tigres, conejos, tucanes, o cualquier animalito tierno o atrevido para que nuestras hijas e hijos quieran consumir sus productos que son perjudiciales para su salud. Ningún producto con alguno de los sellos o etiquetados frontales podría venderse en las escuelas.

Ejemplo de etiquetado de advertencia:

El Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) recomienda etiquetado frontal y sencillo de alimentos procesados porque actualmente, el 45 por ciento de las muertes en el país se debe a diabetes, problemas cardiovasculares y obesidad, enfermedades que también reducen la calidad de vida. (https://n9.cl/ds8y)

El Consejo Nacional de Salud (Conasa) acordó emitir un pronunciamiento a favor de la aprobación del nuevo etiquetado frontal de alimentos y bebidas procesados en el Congreso. La posición del organismo es que con un etiquetado claro y preciso se promoverán elecciones saludables de alimentos. (http://cort.as/-RMoI)

La Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCM) hizo un llamado al Congreso de la Unión para que apruebe el etiquetado frontal nutrimental en alimentos y bebidas, en el presente periodo ordinario de sesiones. “El derecho a la salud cruza, sin duda, por el acceso a una alimentación sana y de calidad. Para ello, la información clara, sencilla, completa y disponible sobre los alimentos industrializados constituye una condición mínima” (http://cort.as/-RMq3)

Etiquetados engañosos en México

El actual etiquetado frontal en alimentos y bebidas es conocido como GDA (Guías Diarias de Alimentación) fue diseñado y propuesto por la industria. En 2014 fue implementado de forma oficial por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

México y el actual etiquetado

En esta línea del tiempo puedes conocer el proceso que se ha llevado en nuestro país para la implementación del actual etiquetado, a su vez hemos señalado el trabajo que hemos realizado para evidenciar que este etiquetado no es entendible y debe ser cambiado.

¿Por qué necesitamos un etiquetado de advertencia?

Facilita elecciones saludables al brindar información de fácil comprensión sobre ingredientes cuyo alto consumo es nocivo para la salud: azúcar, sodio, grasas saturadas, así como la energía total.

Es entendible por toda la población, inclusive por los niños.

Está basado en evidencia científica, y recomendaciones internacionales y nacionales de salud libres de conflicto de interés.

Emplea un perfil nutrimental único a todas las políticas regulatorias en materia de salud alimentaria. Esto quiere decir que si el producto tiene un sello, no debe poder venderse en las escuelas ni publicitarse ante menores de edad, esto ya sucede en países como Chile.

Obesidad y etiquetado

El etiquetado frontal de alimentos y bebidas es la única herramienta con la que contamos los consumidores para poder conocer el contenido real de los productos procesados y ultraprocesados. No contar con información clara en el etiquetado que nos alerte sobre el contenido de estos productos, limita que se puedan seleccionar alimentos o bebidas saludables y en consecuencia se puede tener una mayor ingesta de calorías, azúcares, grasas y sodio que ponen en riesgo nuestra salud.

En México, siete de cada diez adultos y uno de cada tres niños, niñas y adolescentes tienen sobrepeso u obesidad. La diabetes es la segunda causa de muerte en el país.

El consumo de productos ultraprocesados en México

El alto consumo de productos ultraprocesados ha hecho que la forma de alimentarnos cambie con el paso del tiempo, esto ha traído consecuencias en la salud de la población como el aumento de las enfermedades transmisibles.

¿Qué hacer como consumidor?

Infórmate, existen grandes esfuerzos de la sociedad civil para generar la información que te permita ser un consumidor inteligente y responsable publicada claramente, en páginas como en las “radiografías” del Poder del Consumidor y la Alianza por la Salud Alimentaria.

https://elpoderdelconsumidor.org/radiografias/

https://alianzasalud.org.mx/tips-etiquetado/

Aquí puede dejar su opinión directa al Senado de la republica

(http://comisiones.senado.gob.mx/salud/etiquetado.php)

Aquí puedes firmar la petición al gobierno.

(http://chng.it/VKBYKH5KGw)

Sería mejor dejar este consumismo depredador de consciencias y producir nuestros alimentos orgánicos, pero como más de 100 millones de mexicanos están entregados al consumismo la forma de apoyar un poco su salud es tener una comunidad más informada. No se pide la desaparición de la industria, ni del consumismo en México, lo que se pretende es que los mexicanos puedan elegir libres e informados los productos que compran para ellos y para sus hijas e hijos y que sí aún con las etiquetas frontales y claras, eligen comprar el producto sea bajo su responsabilidad.

 La vida es una construcción consciente

Iván Uranga

@CompaRevolución

iuranga@cnpm.mx

Linkografía:

Consulta estos vídeos sobre el tema:

https://youtu.be/_7ojSMbXTW0

https://youtu.be/wFZkijxfqOQ

https://youtu.be/uriMPJydBSI

https://youtu.be/7IwFAy8bKww

https://youtu.be/nrw2DP0hnQE

https://youtu.be/ndcYGpOx1vs

https://youtu.be/5PAY48vTUgs

https://youtu.be/kfMhXbEcun4

https://youtu.be/5pkdZEingXs

Revisa la evidencia científica

Artículo construido con la información de http://etiquetadosclaros.org/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: